Productos

Sistemas de Biogás

Detalle de planta de biogás

El biogás constituye la alternativa más adecuada para la valorización energética de residuos orgánicos agroalimentarios. El biogás se obtiene mediante un proceso fermentativo denominado “digestión anaerobia” que tiene lugar en fermentadores (o digestores) cerrados y alimentados de forma continua con residuos ganaderos, agrícolas o de la industria alimentaria. Se denomina “co-digestión” al tratamiento conjunto de dos o más residuos. La codigestión anaerobia permite aprovechar la complementariedad de la composición de los residuos para hacer procesos más eficientes.

Además, unifica su gestión al compartir instalaciones de tratamiento, reduciendo costes de inversión y operación.

Compost digerido

El biogás producido contiene un 65 por ciento aproximadamente de metano, lo que le proporciona una elevada capacidad calorífica. Generalmente, el biogás depurado (se elimina vapor de agua y H2S) es conducido a un motor de co-generación, próximo al digestor, donde se emplea como combustible, obteniendo electricidad y calor.

La electricidad producida es entregada a la red eléctrica percibiendo una remuneración económica por parte de la compañía eléctrica de acuerdo con el RD 661/2007.

Por otro lado, el calor generado en el motor puede ser empleado para diversos usos (calefacción, agua caliente, secado, invernaderos, producción de frío, etc.) según la necesidad específica del entorno de cada instalación.

Por último, como resultado de la fermentación se obtiene un subproducto digerido denominado “digestato” que puede ser empleado como fertilizante orgánico en cultivos agrícolas bajo condiciones controladas.

En GExPurines, no sólo nos dedicamos al desarrollo de proyectos propios, sino también al desarrollo de proyectos “llave en mano” para terceros, incluyendo la construcción y puesta en marcha de plantas de biogás.

¿Por qué biogás?

¿Qué conseguimos con la introducción de una planta de biogás en nuestra explotación o industria?
    • Nuestro negocio crece.
    • Diversificamos nuestros ingresos:
      • Precio garantizado.
      • Inexistencia de impagados.
      • Mayor producción de energía eléctrica: 8.200 horas (biogás) frente a 1.400 horas (fotovoltaica).
      • Menores costes de inversión: 4.000 €/kW (biogás) frente a 7.000 €/kW (fotovoltaica).
      • Mejoramos considerablemente la gestión medioambiental:
      • Gestión de los residuos orgánicos de animales y plantas.
      • Eliminación de malos olores.
      • Obtención de fertilizantes.
      • Se obtiene sostenibilidad en la explotación:
      • Sustitución del consumo de combustibles fósiles.
      • Reducción de emisiones responsables del efecto invernadero.
      • Estamos mejor preparados para la adaptación a nuevas leyes (como “Kyoto” y “Bienestar animal”).
      • Se produce una mejora de la visión social del ganadero.
      • Reciclamos y producimos energía renovable.
      • Realizamos un bien común para la sociedad.

Sistemas de Compostaje

El proceso de compostaje se define como una “descomposición biológica y estabilización de la materia orgánica, bajo condiciones que permitan un desarrollo de temperaturas termofílicas como consecuencia de una producción biológica de calor, que da un producto final estable, libre de patógenos y semillas de malas hierbas y que aplicado al terreno produce un beneficio”.

Durante este proceso se suceden una serie de etapas caracterizadas por la actividad de distintos organismos, existiendo una estrecha relación entre la temperatura, el pH y el tipo de microorganismos que actúa en cada fase.

Este uso adecuado del compost, contribuye a formar y estabilizar el suelo, aumentar su capacidad para retener agua y para intercambiar cationes, haciendo más porosos a los suelos compactos y mejorando su manejabilidad.

Beneficios del compostaje

El compost contiene una gran reserva de nutrientes que poco a poco entrega a las plantas.

Al aumentar el contenido de materia orgánica del suelo, aumenta su estabilidad y así se evita la erosión y la desertificación. Se produce también con la aplicación del compost el secuestro de carbono en el suelo. Es de resaltar como esta actuación es capaz de contribuir en mayor grado a la reducción de emisiones de CO2, frente a la valoración energética de los subproductos iniciales de los que se parte para su producción.

Al aumentar el contenido de materia orgánica del suelo, aumenta su estabilidad y así se evita la erosión y la desertificación.

La utilización amortigua el peligro que supone para el suelo y el agua subterránea la aplicación abusiva de fertilizantes químicos de la agricultura convencional, absorbiendo los sobrantes.

Es un hecho ya probado que la materia orgánica bien compostada puede presentar propiedades fitosanitarias de carácter supresivo para determinada enfermedades de las plantas.

Tipos de sistemas

– Compostaje en pilas o montones dinámicos (Windrow)

    El material se dispone en largas pilas o montones de 2 a 4 metros de altura, que pueden estar cubiertas o no. La aireación se lleva a cabo por convección natural ayudada por volteos periódicos. La frecuencia de los volteos depende de la humedad, textura y estabilidad de la mezcla y se realiza para controlar la aireación. Estos volteos se realizan con varios objetivos: control del olor, mayor velocidad de transformación y control de insectos. Es el método más económico en cuanto a consumo de energía.

– Compostaje en pilas estáticas aireadas por insuflación (Static Pile System)

Pila de compostaje

Es un sistema donde la pila de compost permanece estática a lo largo del proceso de compostaje. El aire se introduce a través de un sistema situado en el suelo bajo la pila. Con este sistema se eliminan las condiciones anaerobias ya que esta´ asegurado un volumen constante de aire que además puede regularse a través de controladores según las necesidades de la masa. La corriente de aire puede ser positiva (insuflación) o negativa (aspiración), esta última se suele utilizar en situaciones en las que es necesario controlar el olor del compost. En otras ocasiones la aireación solo se realiza durante la etapa termófila mientras que durante la maduración no se aplica.

Las combinaciones que se pueden hacer dependen del tipo de material, de las condiciones de partida, de los plazos para la finalización del compostaje, etc. El proceso requiere una inversión y mantenimiento mayores que en el sistema anterior pero el coste de mano de obra es más bajo. Al aumentar el contenido de materia orgánica del suelo, aumenta su estabilidad y así se evita la erosión y la desertificación. La utilización amortigua el peligro que supone para el suelo y el agua subterránea la aplicación abusiva de fertilizantes químicos de la agricultura convencional, absorbiendo los sobrantes. Es un hecho ya probado que la materia orgánica bien compostada puede presentar propiedades fitosanitarias de carácter supresivo para determinada enfermedades de las plantas.

Gama de purines – Cisternas de color gris

En un contexto de obligaciones reglamentarias cada vez más exigentes para las explotaciones (puesta en conformidad de instalaciones ganaderas, tratamientos de los efluentes vinícolas), proponemos soluciones económicas, duraderas y probadas. Instalada en la granja o en el extremo de la finca, la cisterna flexible Labaronne-Citaf garantiza un almacenamiento totalmente estanco, cerrado y no requiere ningún mantenimiento. Nuestra producción de gran calidad permite almacenar todo tipo de efluentes:
  • Aguas blancas
  • Aguas pardas
  • Estiércoles líquidos – Purines
  • Efluentes vinícolas
  • Efluentes fitosanitarios
  • Biodigestores de gas metano
Este almacenamiento permite eliminar los residuos directos en el medio natural y prevenir la contaminación de las aguas por chorreo e infiltración en el suelo. Autorizado por el Ministerio de Agricultura francés (según el PMPOA) y por otros organismos europeos, garantizamos una fabricación conforme a las especificaciones y a las reglamentaciones en vigor y poseemos referencias en todo el mundo.

Ventajas de aplicación

  • La cisterna flexible cerrada garantiza un almacenamiento protegido de sobrecargas pluviales.
  • Sistema económico.
  • Óptimo aprovechamiento del espacio.
  • Instalación rápida y sencilla.
  • No necesita permiso de construcción.
  • Confinamiento de los olores.
  • Evita contaminación al exterior.
  • Sin riesgo de accidentes por caída.
  • Sin mantenimiento.
  • Larga vida útil.

Gama de agua – Cisternas de color verde

El agua es un recurso escaso y, por lo tanto, costoso. Su gestión requiere la aplicación de sistemas de almacenamiento. La cisterna flexible es la solución de más rápida a implementar y no requiere mantenimientos especiales. La calidad de los tejidos empleados permite el uso alimentario del agua (según la reglamentación en vigor en cada país). Algunas cisternas están prestando servicio de almacenamiento desde hace más de 30 años. El agua almacenada se conservará de forma temporal o definitiva en sus proyectos:
  • Almacenamiento de agua alimentaria en campamentos y campos de refugiados.
  • Riego e irrigación.
  • Limpieza de material agrícola e Industrial.
  • Almacenamiento de aguas de pozos, sondeos, perforaciones, agua de obra y manantiales.
  • Almacenamiento temporal previo en operaciones de limpieza o de desagüe de un deposito ya existente.
  • Almacenamiento de agua para lastre y pruebas de carga.

Ventajas de aplicación

  • Soporta de –30 a +70ºC. La cisterna flexible resiste las condiciones extremas. Han pasado pruebas tanto en el Sahara como en los Alpes.
  • Sistema económico.
  • Óptimo aprovechamiento del espacio.
  • Instalación rápida y sencilla.
  • No necesita permiso de construcción.
  • Evita contaminación del exterior.
  • Sin insectos y algas.
  • Mínima evaporación ante el calor.
  • Sin riesgo de accidentes por caída.
  • Sin mantenimiento.
  • Larga vida útil.

Gama de abonos líquidos – Cisternas de color amarillo

Las cisternas flexibles autoportantes Labaronne – Citaf se inventaron y aplicaron específicamente desde 1959 (más de 8.000 referencias) para el almacenamiento de soluciones nitrogenadas y azufradas de larga duración. La instalación puede hacerse en interiores (utilización de antiguos edificios) o en exteriores. Recomendamos instalar un elemento de retención, con frecuencia impuesto por la reglamentación del país, que puede hacerse mediante:
  • Un foso en forma de talud
  • Una balsa con muro de obra.
Las cisternas pueden fabricarse a medida. Además la calidad de nuestro producto y una buena instalación permiten garantizar el respeto del medio ambiente.

Ventajas de aplicación

  • Cisterna fabricada a medida con sistema de almacenamiento seguro y adaptado al espacio disponible.
  • Calidad de tejido y equipos (experiencia de más de 30 años).
  • Sistema económico.
  • Óptimo aprovechamiento del espacio.
  • Instalación rápida y sencilla.
  • No necesita permiso de construcción.
  • Evita contaminación al exterior.
  • Sin riesgo de accidentes por caída.
  • Sin mantenimiento.
  • Larga vida útil.